domingo, 2 de mayo de 2010

Camarero, camarero!

Dos amigas se acercan a la barra a pedir dos cañas. La que las pide está fumando y una camarera con pinta de pocos amigos le dice que aquí no se puede fumar, así que se marcha, y le deja el dinero a la otra amiga.

Vuelve el camarero que las ha atendido, le acerca las cañas a la que se ha quedado y dice:
- ¿Y tu amiga?
- Nada, estaba fumando, te pago yo.
- No, toma.
Le da las cañas y le devuelve el dinero.
- No, toma, que no te lo ha pagado. - insiste ella.
- Ya lo sé, pero así volvéis.
Le guiña un ojo y se va.

1 comentario:

  1. Jijiji

    ¡Hurra por los camareros simpáticosssssssss!!!!!

    ResponderEliminar