jueves, 31 de diciembre de 2009

Que lo mejor de este año sea peor que lo peor del que viene!

Estoy musical últimamente. Quizá es un intento de transmitiros con mis canciones lo que no tengo tiempo de escribir con mis palabras.

El año empezó difícil, y acaba difícil. Pero no me atrevo a decir que haya sido un mal año y no solo porque haya cumplido un sueño. Más bien porque aún no he vivido un año tan malo que no haya tenido algo que merezca la pena recordar. La vida es así, arriba y abajo, like a rollercoaster. No sé si lo he sabido siempre, o lo aprendí hace unos años, cuando me emperraba en decir que ojalá pudiera volver atrás y borrar todo lo sucedido. Y me di cuenta de que si lo consiguiera, no se lo podría estar diciendo a la persona que tenía sentada enfrente. Una gran lección que asimilar.

Esta canción es fin de año. Lo dice todo, y mucho mejor que yo. Y algún año lo pasaré en Sol, lo tengo en asuntos pendientes. Además, este es el vídeo de mi primer concierto!



Divertíos esta noche, haced todos los propósitos que queráis, o no hagáis ninguno... Mi único propósito sigue siendo el mismo de cada año: Ser un poco más feliz cada día. Y como siempre, intentaré cumplir mil rituales, me atragantaré con las uvas y empezaré el año morada, descojonándome, y rodeada de una muestra significativa de gente a la que quiero. Y no necesito más.

Petons!

lunes, 28 de diciembre de 2009

Que me gusta, co*ones!!

Mi madre adora la Navidad. Mi casa en fiestas es como un anuncio del Corte Ingles, tenemos árbol, belén, arbolitos sueltos en alguna habitación, un muñeco de nieve enorme, ... Adornamos durante el puente de la constitución, y es algo que hacemos en familia. Tengo millones de fotos de mi hermana con los adornos de pendiente o de bufanda. En Navidad y Reyes nos hacemos un montón de regalos, y todos están comprados y envueltos con muchísimo cariño. Me sigo poniendo nerviosa y abrir los regalos es todo un ritual. Suenan villancicos, aunque sean alternativos. Siempre hay turrón en una bandeja. El de chocolate es el que se acaba antes.

Algunos días se come en casa de mis abuelos, otros en la nuestra. Nos juntamos un montón, incluyendo primos segundos que van apareciendo durante las diferentes tardes, alargando las sobremesas hasta la hora de cenar, en la que, si te descuidas, mi abuela te ha preparado un pan con tomate y ha mandado a mi abuelo a cortar jamón.

Me encanta. Me gusta hasta el estrés pre-navideño de las compras de ultima hora. Me gusta la Navidad, incluso ahora que lo que está de moda es que no la soportes. Soy hogareña y fiestera, y esto es una excusa fantástica para ambas cosas! (Lo que me recuerda que debería comentarle a la anfitriona el menú que he tramado pensado para fin de año...)

Pero la verdad, es que no sé por que. Tengo (también) muy malos recuerdos en estas fechas. Recuerdo haber enterrado a mi abuela a una semana de navidad. Recuerdo la muerte de alguien muy cercano a la familia en Nochebuena. No recuerdo Navidades con mis padres juntos, aunque sí recuerdo veranos. Recuerdo ataques de locura de mi tía, la que está loca, y de mi tío, el que ya no está. A mi prima con un ataque de ansiedad y una ambulancia  irrumpiendo en la cocina porque lo de mi tío parecía un infarto. Mi corazón destrozado. Y los "gases" de mi madre que acabaron siendo 5 meses de apendicitis.

Este año mi cuñado no vino a casa (y tenía que ser su primera vez) porque el antibiótico que le dieron para las anginas le provocó alergia, y no se tenía en pie. Mi padre se pasó la tarde de Navidad devolviendo por un corte de digestión. La noche de Navidad a San Esteban mi abuela postiza tuvo un bajón de azúcar que casi no lo cuenta, y la misma noche, mi tía abuela se cayó de camino al baño y pasó 8 horas sin poderse levantar del suelo. El médico dice que está bien, pero que del hospital a una residencia.

Enumeradas así, a mi también me parecen demasiadas cosas negras. Para mí, son simplemente muchas. Pero no, no lo van a conseguir. Me pueden mucho más las caras de mi primo pequeño, las partidas al siete y medio que ya no hacemos, ver a mi primo segundo al que no echo de menos el resto del año, las chorradas de mi hermana, la ilusión de comprar los regalos de mi madre, los regalos exagerados de mi padre, las preguntas de cuando voy a ir acompañada a alguna comida y mi mano a mano preparando canapés con mi tío.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Feliz Navidad! (2.0)

Me han preguntado mucho por mi post anterior. Quizás no sea la canción más animada para felicitar unas Navidades, y quizá no haya sabido transmitir lo mucho que me gustan estas fechas, aunque no siempre las circunstancias acompañen.

Así que hoy os dejo una canción más comercial con un videoclip mucho más animado! :)
Y yo me voy a seguir comiendo turrón pre-cena!
Millones de besos!


miércoles, 23 de diciembre de 2009

Feliz Navidad!

Seguro que esperáis que os haga partícipes de  mis mejores deseos, pero este año lo que voy a hacer es regalaros una canción... que representa la Navidad. Mis Navidades. No todas las Navidades son blancas. Existen Navidades grises, y hasta negras.

Esta canción habla de todas ellas, y de qué es lo importante. Es mi forma de desearos que ésta sea Feliz. Blanca. Radiante. Como dice YoMisma, la felicidad, para mí también, es el día a día. No os deseo grandes hazañas ni grandes logros. Este año (sigo) deseando, queriendo y repartiendo sonrisas, abrazos, el brillo en los ojos de alguien que acaba de abrir tu regalo, familia, amigos, millones de postales, mails, mensajes, posts, tuits maratones de compras y largas sobremesas con turrón de chocolate!

Hay dos personas a las que quiero mucho que no van a pasar las mejores Navidades de su vida. A ellas solo puedo recordarles que estoy aquí, así que tienen los abrazos, las sonrisas y los besos garantizados.

La canción está en catalán, así que he decidido incluir la letra y traducirla, para quien quiera acabar el año aprendiendo idiomas... :)




Ara que la nit s'ha fet mes llarga,
Ahora que la noche se ha hecho más larga,
ara que les fulles ballen dances al racó,
ahora que las hojas bailan en las esquinas,
ara que els carrers estan de festa,
ahora que las calles están de fiesta
avui que la fred du tants records...
ahora que el frío trae tantos recuerdos...

Ara que sobren les paraules,
Ahora que sobran las palabras
ara que el vent bufa tan fort,
ahora que el viento sopla fuerte,
avui que no fa falta veuret ni tan sols parlar,
ahora que no hace falta verte, ni siquiera hablar,
per saber que estàs al meu costat.
para saber que estás a mi lado.

Es Nadal al meu cor quan somrius content de veure'm,
Es Navidad en mi corazón cuando sonríes contento de verme
quan la nit es fa mes freda, quan t'abraçes al meu cos.
cuando la noche se vuelve más fría,  cuando te abrazas a mi cuerpo.
I les llums de colors m'iluminen nit i dia,
I las luces de colores me iluminan noche y día
les encens amb el somriure quan em parles amb el cor.
las enciende tu sonrisa cuando me hablas con el corazón.

Es el buit que deixes quan t'aixeques.
Es el vacío que dejas cuando te levantas.
Es el buit que es fa a casa quan no hi ha ningú.
Es el vacío que se hace en casa cuando no hay nadie.
Son petits detalls tot el que em queda
Son pequeños detalles todo lo que me queda,
com queda al jersei un cabell llarg.
como queda un pelo largo en el jersey.

Vas dir que mai mes tornaries
Dijiste que nunca volverías
El tems pacient ha anat passant
el tiempo, paciente, ha ido pasando
Qui havia de dir que avui estaries esperant
Quién iba a decir que hoy estarías esperando
que ens trobessim junts al teu costat.
que nos encontraramos juntos a tu lado.

Es Nadal al teu cor quan somric content de veure't,
Es Navidad en tu corazón cuando sonrío contento de verte
quan la nit es fa mes neta, quan m'abraço al teu cos.
cuando la noche se vuelve más limpia, cuando te abrazas a mi cuerpo.
I les llums de colors m'iluminen nit i dia,
I las luces de colores me iluminan noche y día
les encens amb el somriure quan et parlo amb el cor.
las enciende tu sonrisa cuando te hablo con el corazón.

domingo, 20 de diciembre de 2009

L'Any de les Guardioles

Ayer celebramos la inminente llegada de la Navidad con mis amigos. Hace ya unos cuantos años que celebramos el amigo invisible. Este año decidimos probar una nueva modalidad, consistente en pensar un regalo sin saber para quien es. Envolvimos todos los regalos en papel rojo y los pusimos, después de cenar, encima de la mesa. Nos sorteamos el orden y el primero empezó a coger un regalo. Podía decidir abrirlo o dejarlo para más tarde. El segundo, una vez cogido su regalo, pero antes de abrirlo, podía decidir cambiarlo con el regalo del número 1. El tercero, podía cambiar su regalo por el del 1 o el 2, o hacer que ellos se los intercambiasen... Y así sucesivamente. La verdad es que al principio no me acababa de convencer tener que comprar sin saber para quien, pero debo confesar que me reí muchísimo.

El año pasado el regalo más repetido fueron las bufandas/guantes/gorros. Este año, quizá porque hace tanto frío que ya ibamos todos bien surtidos, el único regalo que se repitió fueron las huchas. Hubo una hucha-vaca-azul, una hucha-cerdo-crazy-bitch, e incluso una hucha-torre. Creo que a todos nos gustaron nuestros regalos. Son tantos años, que no somos amigos, somos familia, nos conocemos bien, y además, nos queremos. Es genial.

Pero hoy, haciendo repaso mental de porqué hubo tantas huchas, he llegado a una conclusión que ayer se nos pasó por alto. Hucha en catalán se dice Guardiola. Así que en verdad todos los regalos eran para homenajear la gran proeza que sabíamos que ayer iba a realizar este ex-recoge pelotas que ha sido capaz de convertir un conjunto de buenos futbolistas en el mejor equipo de futbol que ha existido.



También ha conseguido, aunque eso quizás ya no importe a nadie más que a mi, que yo vuelva a sentir los colores, que quiera ver los partidos, que vuelva a gustarme el futbol de masas. Curiosamente, la última vez que lo hice fue cuando él estaba en el campo. Todavía conservo la muñequera que llevaba de pre-adolescente con su nombre y su número bordados.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Loooteria!!

En vista de que en mi casa se sueña con números que no pueden tocar, YoMisma me ha regalado una participación en el Decimo de los blogeros que reparten en Alas de Plomo.



Para tener derecho a una participación, debo repartir, al mismo tiempo el décimo a 5 blogueros más. Si nos hacemos ricos, nos haremos ricos todos juntos. Así que reparto suerte a (tatatachaaaan!!):

Mis cinco máximos colaboradores habituales (saltándome a los que ya tienen su décimo)
  1. A Kashit0, que siempre tiene Más que decir,
  2. A Como te lo digo,
  3. Belén in Red,
  4. A Gonzalo, y su Los consultores llaman los viernes,
  5. Y a Serj. y su Cuadernos de Rodaje.

Rápido chicos, tenéis hasta el día 20 para conseguir vuestra participación!

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Telegrama

Estoy viva. Stop. Esta semana estoy de curso. Stop. En Barcelona. Stop. El horario es de 3 a 8 y el que llevo dando dos meses es los miercoles de 7 a 10. Stop. Sí, hoy se me solapan los dos, pero solamente tengo que cambiar de edificio. Stop. Llegaré tarde pero he avisado y tengo suplente. Stop. Mañana acabo el semanal y estaré de vacaciones. Stop. Tengo una oferta de trabajo para seguir dónde estoy. Stop. Esta semana tengo que decir si acepto o no. Stop. Lo tengo decidido, pero le daré la  primicia a quien me ha hecho la oferta. Stop. Volvere a escribir y a leeros, lo prometo. Stop.

sábado, 12 de diciembre de 2009

85447

Laia está sentada tranquilamente leyendo blogs cuando se acerca un animal sigilosamente por la espalda.

- ¿Me puedes mirar una cosa?

La voz y la pregunta delatan al animal, es el Pac, el novio la pareja de Mum (El otro día leí en algún sitio que decir novio era menos formal que pareja, así que: pareja). Es una pregunta que Laia teme, porque deriva en búsquedas de cosas imposibles de encontrar, o tan simples que podría encontrar él mismo. Y por supuesto, en una bronca. La convivencia con Laia no es fácil, y eso lo sabe todo el que convive con ella, pero a Pac le gusta jugar con el peligro y siempre tienta a la suerte.

- Depende.
- ...
- ¿Qué es?
- Quiero buscar un número de loteria.

A Laia el reto le parece interesante, así que lo acepta y empieza la búsqueda. Pac se ha retirado a otros quehaceres, con la promesa de Laia de que lo encontrará. Después de consultar tres o cuatro veces a San Google, da con la web oficial de Loterias y Apuestas del Estado. Muy nemotécnica, sí. Sobretodo cuando ya sabes como se llama.

Total, que la web oficial y nemótecnica dice que el número no existe. Laia se levanta, acecha a Pac y le pregunta porqué quiere ese número. - Lo he soñado esta noche. Y me he visto incluso cambiando el billete por dinero. - Mum aparece en la lejanía y apunta: pero si siempre dices que tu no sueñas. - Pues por eso.

Pues tenemos un problema: la numeración de la Loteria de Navidad va del número 00000 al 84999. ¿Y ahora qué hacemos? ¿Comprar un ciego? ¿Qué día? Aix Dios Mio! Qué difíciles son las cosas cuando uno no puede ni soñar con hacerse rico...

jueves, 10 de diciembre de 2009

Lo avisé: No hay dos sin tres

Lo dije, lo dije, pero no  sé qué me hizo pensar que el tercero ya había pasado.

Hoy llego al trabajo y mi PC tenía una bonita pantalla negra en letras enormes que decía:
Disk Error.
Press CTRL + SHIFT + SUPR to reload.
Y lo he hecho, claro. Y ha vuelto a reiniciarse. Mi compañero de delante me ha dicho que ya lo había visto por la mañana. Pues nada, habrá que llevarlo a mantenimiento.

En cuanto he llegado a casa he hecho la transferencia para encargar la torre nueva. Ahora sí que van tres. Ya no se joderá nada más, verdad?

martes, 8 de diciembre de 2009

El puente en imágenes


Este puente me ha dado tiempo de comprarme unos tejanos grises, ir a por mi nueva Magic (los reyes se han adelantado este año), y trastearla un montón, limpiar la cocina, ir a esquiar, colgar una tele, montar el Pessebre y el árbol, comer italiano y cenar japonés, hacer un par de visitas de hospital, trabajar un poco, y hasta quedar con alguna personita que últimamente tenía demasiado abandonada...

Sí, definitivamente, los puentes cunden mucho.

jueves, 3 de diciembre de 2009

El curioso mundo de las listas en Twitter

Ya sabéis que también tengo un Twitter. (Sí, el pajarraco ese que sale a la izquierda de los posts). Y aunque casi ninguno de los que me leéis comentáis lo tenéis, el post de hoy viene motivado porque hace poco implementaron una nueva función que me hace mucha gracia: las listas de usuarios.

Son grupos de usuarios que quieres seguir, pero está hecho de un modo que cualquiera puede seguirles también. Siempre juzgamos, y siempre etiquetamos a la gente, aquí lo podemos hacer público. Lo que me hace gracia es en las listas en las que me han englobado. No son muchas, no soy super popular en el mundo 2.0, pero son mis listas, y me gustan:

@rockinbloginweb/espanol
Lista de usuarios en espa?ol
Seguidos: 369
Followers: 6

@nogaret/gente-para-salir-d-fiesta
Lo mejor de cada casa para quedar y salir de fiesta. Conocidos y por conocer :)
Seguidos: 24
Followers: 1

@nogaret/coneguts
conocidos catalanes no twittbarneros :P
Seguidos: 10
Followers: 0

@jmbolivar/ellas2follow
Seguidos: 142
Followers: 11

@toniartero/mountains
Seguidos: 47
Followers: 4

@btvnoticies/gentdebarcelona
Seguidos: 339
Followers: 24

@jaumedurgell/persones
Seguidos: 274
Followers: 15

@microversos/favoritos
Si a mi me gustan, creo que a ti tambien.
Seguidos: 51
Followers: 8

@Pleguezuelo/buenrollo
Seguidos: 94
Followers: 9

@microversos/blogueros
Aqui todos tenemos blog, animate tu tambien!
Seguidos: 86
Followers: 8

@josechugijon/ciberpolitica
Seguidos: 56
Followers: 3

Las cosas son lo que son, pero también lo que parecen. Así es como me ven algunos de los que se molestan en leer mis tweets, y la verdad es que me gusta.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet

Cómo últimamente estoy reivindicativa, me sumo al movimiento que he visto iniciarse en Mangas Verdes (aunque quizá haya nacido en otro sitio) y publico yo también el manifiesto.




Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…


1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.


2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.


3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.


4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.


5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.


6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.


7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.


8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.


9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.


10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

lunes, 30 de noviembre de 2009

No hay dos sin tres

Hace dos fines de semana se me jodió el móvil. Lo sabéis porqué os pegué la brasa con el que me gusta.

El sábado estuve haciendo el guiri por Barcelona, cogimos el Bus Turistic, e hicimos unos dos millones de fotos. (Un día de estos me dedico a hacer un Flicker artístico y os las enseño :P). Salí de mi casa a las 9 de la mañana y me dejaron a las 1:00 del domingo. Agotador, pero estoy deseando repetir!

El domingo por la mañana, me fuí al salon del vehículo de ocasión. No, no busco coche! Pero mis tíos si. Y como quiero heredar el suyo, les ayudo a escoger :P. Vimos alguna cosa, pero no nos acabó de convencer. Eso sí, mi primo ya sabe cuál es el color Plata. Y nos dieron 3 globos!!

Llegué a casa y mi hermana me comunicó que el PC había muerto otra vez. Yo me encontraba fatal y efectivamente, tenía fiebre. Lo cual era un problema teniendo en cuenta que eran las 3 y pico, aún no habíamos comido y yo había quedado a las 5 para hacer el previo del partido. Apenas comí y decidí dormir un rato, a ver si se me pasaba y podía ir a ver el mal-llamado-derby.

Me desperté a las siete menos cuarto, o algo así, con la sensación de que me había pasado una apisonadora por encima, y todavía con dolor de cabeza, así que decidí que lo de meterme en un bar lleno de gente no era el mejor plan del mundo. Así que formateé el ordenador y vi 4 capítulos de Lost. En verdad lo formateé, vi 2 capítulos, acabé de instalar los programas básicos, vi 2 capitulos más y me metí en la cama.

Mi cuerpo es listo (aunque a veces se pasa de listo), y cuando yo me paso, me pone medio enferma, para que no me quede otra que pararme y descansar. Esta mañana estaba como una rosa. Hasta que he intentado encender el PC y he visto que no funcionaba. He montado el portátil en el despacho para que no haya quejas de que no hay ordenador y me he ido a Vodafone.  Me llevarán la Diamond al servicio técnico, pero me ha dicho el dependiente que esa rallada de en medio de la pantalla tiene toda la pinta de ser la culpable de que no funcione... Cuánta susceptbilididad.

Total, que PC, móvil, y coche nuevos. Poquet a poquet, eh?

jueves, 26 de noviembre de 2009

La dignidad de Cataluña

Voy un poco tarde, pero me sumo a la iniciativa promovida por blogs tan respetados como K-Government de secundar la editorial de hoy de 12 periódicos catalanes: El Periódico, La Vanguardia, Avui, El Punt, Diari de Girona, Diari de Tarragona, Segre, La Mañana, Regió 7,El 9 Nou, Diari de Sabadell y Diari de Terrassa.

Publico la versión en castellano, puesto que dudo que a estas horas (son las 21:00 cuando escribo este post) quede ningún catalán que no lo haya visto ya en algún medio, probablemente llego demasiado tarde, pero si aún queda alguien sin leerlo, me alegrará que pueda hacerlo en mi blog.

Y como yo no podría haberlo dicho mejor, sin más preámbulos ni más comentarios:
Después de casi tres años de lenta deliberación y de continuos escarceos tácticos que han dañado su cohesión y erosionado su prestigio, el Tribunal Constitucional puede estar a punto de emitir sentencia sobre el Estatut de Catalunya, promulgado el 20 de julio del 2006 por el jefe del Estado, el rey Juan Carlos, con el siguiente encabezamiento: «Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado, los ciudadanos de Catalunya han ratificado en referendo y Yo vengo en sancionar la siguiente ley orgánica». Será la primera vez desde la restauración democrática de 1977 que el alto tribunal se pronuncia sobre una ley fundamental refrendada por los electores. La expectación es alta.

La expectación es alta y la inquietud no es escasa ante la evidencia de que el Tribunal Constitucional ha sido empujado por los acontecimientos a actuar como una cuarta Cámara, confrontada con el Parlament de Catalunya, las Cortes Generales y la voluntad ciudadana libremente expresada en las urnas. Repetimos, se trata de una situación inédita en democracia. Hay, sin embargo, más motivos de preocupación. De los 12 magistrados que componen el tribunal, solo 10 podrán emitir sentencia, ya que uno de ellos (Pablo Pérez Tremps) se halla recusado tras una espesa maniobra claramente orientada a modificar los equilibrios del debate, y otro (Roberto García-Calvo) ha fallecido. De los 10 jueces con derecho a voto, cuatro siguen en el cargo después del vencimiento de su mandato, como consecuencia del sórdido desacuerdo entre el Gobierno y la oposición sobre la renovación de un organismo definido recientemente por José Luis Rodríguez Zapatero como el «corazón de la democracia». Un corazón con las válvulas obturadas, ya que solo la mitad de sus integrantes se hallan hoy libres de percance o de prórroga. Esta es la corte de casación que está a punto de decidir sobre el Estatut de Catalunya. Por respeto al tribunal –un respeto sin duda superior al que en diversas ocasiones este se ha mostrado a sí mismo–, no haremos mayor alusión a las causas del retraso de la sentencia.

Avance o retroceso

La definición de Catalunya como nación en el preámbulo del Estatut, con la consiguiente emanación de símbolos nacionales (¿acaso no reconoce la Constitución, en su artículo 2, una España integrada por regiones y nacionalidades?); el derecho y el deber de conocer la lengua catalana; la articulación del Poder Judicial en Catalunya, y las relaciones entre el Estado y la Generalitat son, entre otros, los puntos de fricción más evidentes del debate, a tenor de las versiones del mismo, toda vez que una parte significativa del tribunal parece estar optando por posiciones irreductibles. Hay quien vuelve a soñar con cirugías de hierro que cercenen de raíz la complejidad española. Esta podría ser, lamentablemente, la piedra de toque de la sentencia.

No nos confundamos, el dilema real es avance o retroceso; aceptación de la madurez democrática de una España plural, o el bloqueo de la misma. No solo están en juego este o aquel artículo, está en juego la propia dinámica constitucional: el espíritu de 1977, que hizo posible la pacífica transición. Hay motivos serios para la preocupación, ya que podría estar madurando una maniobra para transformar la sentencia sobre el Estatut en un verdadero cerrojazo institucional. Un enroque contrario a la virtud máxima de la Constitución, que no es otra que su carácter abierto e integrador. El Tribunal Constitucional, por consiguiente, no va a decidir únicamente sobre el pleito interpuesto por el Partido Popular contra una ley orgánica del Estado (un PP que ahora se reaproxima a la sociedad catalana con discursos constructivos y actitudes zalameras).

Los pactos obligan

El alto tribunal va a decidir sobre la dimensión real del marco de convivencia español, es decir, sobre el más importante legado que los ciudadanos que vivieron y protagonizaron el cambio de régimen a finales de los años 70 transmitirán a las jóvenes generaciones, educadas en libertad, plenamente insertas en la compleja supranacionalidad europea y confrontadas a los retos de una globalización que relativiza las costuras más rígidas del viejo Estado-nación. Están en juego los pactos profundos que han hecho posibles los 30 años más virtuosos de la historia de España. Y llegados a este punto es imprescindible recordar uno de los principios vertebrales de nuestro sistema jurídico, de raíz romana: Pacta sunt servanda. Lo pactado obliga.

Hay preocupación en Catalunya y es preciso que toda España lo sepa. Hay algo más que preocupación. Hay un creciente hartazgo por tener que soportar la mirada airada de quienes siguen percibiendo la identidad catalana (instituciones, estructura económica, idioma y tradición cultural) como el defecto de fabricación que impide a España alcanzar una soñada e imposible uniformidad. Los catalanes pagan sus impuestos (sin privilegio foral); contribuyen con su esfuerzo a la transferencia de rentas a la España más pobre; afrontan la internacionalización económica sin los cuantiosos beneficios de la capitalidad del Estado; hablan una lengua con mayor fuelle demográfico que el de varios idiomas oficiales en la Unión Europea, una lengua que, en vez de ser amada, resulta sometida tantas veces a obsesivo escrutinio por parte del españolismo oficial, y acatan las leyes, por supuesto, sin renunciar a su pacífica y probada capacidad de aguante cívico. Estos días, los catalanes piensan, ante todo, en su dignidad; conviene que se sepa.

Estamos en vísperas de una resolución muy importante. Esperamos que el Constitucional decida atendiendo a las circunstancias específicas del asunto que tiene entre manos –que no es otro que la demanda de mejora del autogobierno de un viejo pueblo europeo–, recordando que no existe la justicia absoluta, sino solo la justicia del caso concreto, razón por la que la virtud jurídica por excelencia es la prudencia. Volvemos a recordarlo: el Estatut es fruto de un doble pacto político sometido a referendo.

Solidaridad catalana

Que nadie se confunda, ni malinterprete las inevitables contradicciones de la Catalunya actual. Que nadie yerre el diagnóstico, por muchos que sean los problemas, las desafecciones y los sinsabores. No estamos ante una sociedad débil, postrada y dispuesta a asistir impasible al menoscabo de su dignidad. No deseamos presuponer un desenlace negativo y confiamos en la probidad de los jueces, pero nadie que conozca Catalunya pondrá en duda que el reconocimiento de la identidad, la mejora del autogobierno, la obtención de una financiación justa y un salto cualitativo en la gestión de las infraestructuras son y seguirán siendo reclamaciones tenazmente planteadas con un amplísimo apoyo político y social. Si es necesario, la solidaridad catalana volverá a articular la legítima respuesta de una sociedad responsable.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Vivir en minutos

Ayer ví Celda 211. El post no tiene nada mucho que ver con la película, no quiero ser una espoiler, así que no voy a contar nada que no hayáis podido ver en el trailer, podéis leer sin miedo.

Voy al cine, a parte por tradición, por lo mismo que leo: para pensar. La de ayer, a parte de ser una muy buena película,  [Inciso: me hacen gracia los comentarios de "no parece cine español", son cumplidos de gente a la que no le gusta "el cine español", curioso subgénero, por otro lado, pero cumplidos al fin y al cabo] y del trasfondo social/reivindicativo que pueda tener, me dejó pensando en lo efímero de lo que nos rodea, en cómo podemos cambiar en minutos, en cuanto hijo de puta con cara de bueno hay suelto, y en que hay personas que viven más en horas de lo que han vivido en toda una vida.

Desde que tengo uso de razón, o quizás desde un poco antes, he sido consciente de que hay personas que pasan su vida sobreviviendo, y no saben lo que es vivir. Y hace mucho tiempo que tengo clarísimo que yo no quiero que me pase eso. Supongo que a este planteamiento ayuda el hecho de que he perdido a gente a la que quería mucho a una edad temprana, aunque más para ellos que para mí, y que te paras a pensar que por mucho que tú te empeñes en hacer planes, quizá nunca tengas tiempo de realizarlos. Los sigo haciendo, aunque me cueste planear a largo plazo, pero no olvido que la vida es lo que pasa mientras intentas llevarlos a cabo.

Sigo la máxima del grupo aquel de "comer con hambre, dormir con sueño y follar con ganas", es necesario aprender a disfrutarlo todo, y, aunque no siempre puedes hacer lo que quieres, siempre puedes no hacer lo que no quieres. Oscar Wilde dijo que el que vive más de una vida debe sufrir más de una muerte, y aunque acojona, a fecha de hoy, no me arrepiento de mi elección. Río hasta llorar, a veces sin motivo, y he llorado hasta quedarme sin lágrimas probablemente demasiadas veces, duermo menos de lo que me gustaría, pero pierdo todo el tiempo que me apetece haciendo lo que realmente me apetezca. Leo mucho e intento pasar mucho tiempo con la gente que quiero, aunque a algunos siempre les vea demasiado poco. Me gustan las rutinas, y me gusta mucho romperlas. A veces, no hago nada, y disfruto de ello. La he cagado muchas veces, pero no me arrepiento ni siquiera de mis errores.

Mi modelo de vida no es un referente para muchos, ni pretendo que lo sea. Seguro que muchos más lo censurarían si se atrevieran, y tienen su derecho. Cada uno debería elegir como quiere vivir, lo que no me vale, es no hacerlo.

Y pensar que yo quería hablar de esos momentos que valen toda una vida...

lunes, 23 de noviembre de 2009

Magic in Tour

Mi querida Diamond ha muerto por mi culpa. Ha sido un finde genial, aunque lo empecé un pelín estresada y ahora mismo esté maldiciendo mis agujetas, pero la pobre no ha sobrevivido. Creo que la voy a reemplazar por una Magic, me la han recomendado encarecidamente, y además, el anuncio me ha encantado:



¡El rey ha muerto! ¡Viva el rey!

viernes, 20 de noviembre de 2009

Abrazos

- A veces echo de menos los primeros tiempos, esos en que te abrazan con tanto cuidado que parece que tengan miedo de que vayas a romperte...
- No sabes la suerte que tienes.
- ¿Suerte? ¿Por?
- Porque esos no son los importantes, y no te has dado cuenta.
- ¿No son los importantes?
- No: Yo añoro que me abracen tan fuerte que parece que vayan a ser ellos los que se rompan si te sueltan.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Técnico, ca.

Ayer me dijeron que técnico provenía del griego, y uue se utilizaba para designar al que sabe hacer. Como mi curiosidad no tiene límites (algún día me pasará como al gato de Schrödinger y se acordarán de que, si me metieron en caja hace 75 años, es probable que me haya muerto).. Decía que lo he buscado en la web de la Rae:
Del lat. technĭcus, y este del gr. τεχνικός, de τέχνη, arte.
1. adj. Perteneciente o relativo a las aplicaciones de las ciencias y las artes.
2. adj. Dicho de una palabra o de una expresión: Empleada exclusivamente, y con sentido distinto del vulgar, en el lenguaje propio de un arte, ciencia, oficio, etc.
3. m. y f. Persona que posee los conocimientos especiales de una ciencia o arte.

Me deja más dudas que respuestas:  ¿Arte y ciencia?  En este país que desprecia el primero y ningunea el segundo, ¿todavía van de la mano?  Persona que posee los conocimientos... ¿Cuántas personas tienen ese conocimiento pero son incapaces de pasar a la acción? ¿Cuantos compañeros de estudios habéis tenido que han sacado notas brillantísimas, y sin embargo, son unos auténticos incompetentes en el mundo real? No basta con saber, es necesario saber hacer. La mejor idea del mundo no es nada si no se lleva a cabo.

Es cómo aquel que cada semana apuesta mentalmente a un número de la loteria, pero no lo compra. El día que a alguien le toque esa misma combinación, el primero exclamará - ¡Que suerte! ¡Y con mis números! - Y se hundirá en la miseria, porqué podría ser rico y no lo es. Se quejará seguro de su mala suerte, y de que la fortuna no le sonríe. Estimado Señor1, la suerte la han tenido ambos, los números son los mismos, pero Señor2 había corrido riesgos, estaba listo para cuando la suerte decidiera salirle al encuentro. Quedarse sentado en el sillón de casa quejándose de su mala suerte, no hará que ésta mejore...

Lo que me recuerda que hoy se ha estrenado Mala Suerte... Y con esto ya, el post de hoy se merece el premio al más disperso...

viernes, 13 de noviembre de 2009

Soy ingeniera

Ya está. Si señores, me siento pletórica. Estaba allí un montón de gente, me he sentido super arropada, incluso por los que no han podido venir. Me ha entrado el agobio cuando se han quedado todos callados mirándome justo antes de entrar, así que al final, mis nervios han aparecido, pero justo antes de empezar. HE entrado, he soltado el rollo, he contestado a las preguntas, incluso a alguna adicional, hemos salido, me han dado besos, abrazos, ha llegado algún rezagado que venia para aplaudir y poder brindar. Hemos vuelto a entrar, y me han dicho que ya soy ingeniera.

Y los que han cogido el libro han leído por primera vez esto...
Siempre había pensado que, llegado el momento de redactar la memoria de mi propio TFC, no escribiría dedicatoria alguna. Es sólo un documento más de los muchos que he presentado a lo largo de estos años, tanto a nivel de alumna, como de técnico de proyectos.

Supongo que hasta que no te encuentras en la tesitura, no te das cuenta de lo que representa… Sigo pensando que no es algo que quiera dedicar a nadie, pero no puedo evitar dar las gracias a un millón de personas.

En primer lugar, a Agustín, por ser el ponente con más paciencia del mundo y tener la habilidad de reenfocar el proyecto tantas veces como ha hecho falta hasta que nos ha convencido a los dos. A todos los que han trabajado conmigo en la Sección o Área de telemática, en Transferencia o en el DI. Los conocimientos que han hecho posible este trabajo se los debo a ellos. Especialmente a Guillermo y Marta, que saben tanto o más que yo de que red hablo. El trabajo es suyo.

A mi madre, por su apoyo y sus opiniones, pero sobretodo, por aguantarme incluso en momentos en que no me lo merezco. A mi padre, por recordarme que esto es una carrera de fondo y que lo importante es llegar. A Francesc, por preocuparse de mis problemas como si fueran suyos; y a mis hermanos, por serlo, aunque sólo haga ocho años. A mis abuelos, tíos y primos por sus “¿Aún no has terminado? Va, que seguro que ya no falta nada…”, desde el primer minuto. Al Roc, que consigue que me ría hasta llorar aunque no tenga tiempo de nada.

A todos los que estuvieron ahí, aguantando el tipo. Aún a riesgo de olvidarme de mentar a alguno, especialmente a Tona, por leerse el Abstract antes que nadie y cambiar una coma crucial en el contenido. A Alex, Laura, Rous y todos los demás, por preguntar cada día qué tal. A Elena, por sufrirlo a la vez. A Ana y sus brindis anticipados. A todos los que me convencieron de que no lo dejara. A todos los que han entregado antes que yo, porqué me han enseñado mucho. A todos los que se perdieron en el camino, y a todos los que se encontraron.

Y, por supuesto, a ti, que estas leyendo esto…

Sin vosotros no habría llegado hasta aquí. ¡Muchas gracias!
A vosotros también, muchas gracias, es increible el apoyo que me habéis dado desde vuestros retiros virtuales. Por cierto, me han puesto una Matricula. Y me voy por ahí a seguir celebrandolo! Muchos, muchos, muchos besos!!

jueves, 12 de noviembre de 2009

¿Quien me ha robado mis nervios?

Escribo este post la tarde del jueves, estoy sentada en la mesa del despacho, tengo el CD con los datos del proyecto, que tengo que entregar mañana antes de la presentación, grabado, metido en una caja con caratula y todo, aunque sé que luego la caja se la quitan y lo guardan en un libro de CDs con los demás proyectos. Tenía impresa la caratula antes de hacer el descubrimiento del libro de CDs, y me gusta como queda.

Estoy acabando de imprimir el powerpoint que utilizaré en mi presentación, tres copias, una para cada miembro del tribunal. Cuando esté impreso, lo meteré en tres portafolios SwingClip© (me encanta el nombre de este trasto). Y no tendré nada más que hacer que esperar a que sean las 11 de mañana.

Quiero ir a la uni relativamente pronto, aunque dependo de Rous y su Pocoyó, que tienen que llevarme; soy la primera que presenta en la sala y quiero aprovecharlo. Mi intención es llegar, montar el portátil, verificar que todo funciona, y hacer la presentación una vez por la mañana; aunque me han dicho que no es buena idea porqué voy a estar nerviosa. De la media docena laaarga de veces que la he practicado, he llegado a la conclusión que lo hago mucho mejor la segunda vez, así que, lo voy a intentar. Si no sale, iré a tomarme un café (o quizás una tila) y recibiré a todos los que hayan podido montárselo para venir a verme.

No estoy nerviosa. Es raro, porqué soy perfectamente consciente de que debería estarlo, pero tampoco lo estuve antes del examen de conducir: ni el teórico ni el práctico. Estoy inquieta, con ganas, pero no con nervios. Es como si mañana tuviera un cumpleaños, una cena en casa, una comida familiar, o algo que hay que montar, y que me hace ilusión... pero no nerviosa.

Me han dado muchos consejos: que esté tranquila, que soy la que más sabe del proyecto que he hecho, que lo he practicado mucho, que estoy acostumbrada a dar clases, que lo voy a hacer bien. Además, intento aplicar también lo que me dijo el chico del delfín el día antes de mi examen de conducir:  Vas a hacer un examen de algo que sabes hacer... a ver cuantas veces te ha pasado eso en toda la carrera. Pero el que más me gustó fue el que me dio el fin de semana pasado el que probablemente sea el hombre más encantador que he conocido nunca: entregar el proyecto es una experiencia única, es un logro, es acabarlo, culminar todos estos años... deberíamos disfrutarlo, y no pasarlo nervioso y agonizando. Quizás he versionado un poco las palabras, pero me quedé con la idea, y doy fe de que voy a hacer todo lo que esté en mis manos para conseguirlo.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

(des)igual

Ayer vi Ágora. Me gustó, me gustó. Lo curioso del caso es que al salir, cada uno nos habíamos quedado con una parte de la historia. Algunos estaban extasiados por el retrato de la religión, otros por el de la ciencia.Yo, me quedé a medias, discutiendo de ambas... pero esta mañana me he despertado pensando que me quedaba con la historia de Hipatia.

El momento del Virgo me parece la exhaltación del feminismo, de la libertad personal. El "no voy a renunciar a la filosofía", a la ciencia, "por ningún hombre". Lo triste es que tuviera que hacerlo. Y que hoy,  1700 años después, esto no nos parezca algo anecdótico y anclado en el pasado, si no una norma habitual. Este no pretende ser un post feminista, (ahora perderé adeptos), puesto que no suelo compartir sus opiniones. El feminismo ha sido muy necesario, pero ya vale. ¿Podríamos hacer el favor de ir un poco más allá? Demasiado radicalismo para mi gusto. Demasiado "todos somos iguales". ¿Seguro que lo somos?

Ayer mismo, mientras cenábamos antes de entrar en el cine, salió el tema de un par de viejos profesores que ayudaban a las chicas. Cuando digo que te ayudaban, quiero decir, que si eras chica, te hacías la tonta e ibas a sus clases, podías estar aprobada sin hacer el examen. A uno de ellos recuerdo haberle oído decir algo como que "si las mujeres eramos tan valientes de meternos en un mundo de hombres, debían ayudarnos". Me parecen buenas personas, respeto mucho a ambos y entiendo que los tiempos a veces avanzan más rápido que las personas, pero me indigna esa necesidad. Soy Me faltan dos días para ser ingeniera, y me siento igual de capacitada que un hombre para ello. No soy paleta, ni bombero, ni policía. Para eso, no me sentiría capaz, no tengo el mismo físico: no tengo la misma fuerza, ni la misma resistencia que la mayoría de hombres que conozco. En cambio, soy más flexible. Aunque quizá alguna mujer les de mil vueltas, y un hombre me las de a mi en cuanto a flexibilidad.

Quiero decir con todo esto, y me temo que no lo estoy consiguiendo, que hombres y mujeres no somos iguales. ¡Ni falta que me hace! Me molesta la discriminación, especialmente la negativa, pero también la positiva. Pero me molesta aún más que se omitan nuestras diferencias. ¿Cuando llegará el día en que se valore a las personas pos sus capacidades y sus habilidades, y no por su sexo? A currículums similares, en un proceso de selección, se sigue teniendo en cuenta si es hombre o mujer. En circunstancias normales, se quedarán al primero, la elegirán a ella si les aporta beneficios fiscales. ¿Dejaremos de necesitar discriminar, aunque sea positivamente, para que se quede la persona que mejor se adapte al puesto?

Y no tiene mucho que ver con el post, pero me encantó esta frase, y si no os la digo rebiento:
Cirilo, tú no te planteas nada en lo que crees. Yo, en cambio, tengo que hacerlo.

¿Que tal si dejamos de ver las cosas como nos gustaría que fueran y, como dicen en la película, nos atrevemos a mirar el mundo tal como es?

domingo, 8 de noviembre de 2009

Más el quince de propina



Me he levantado tarareando esta canción, y no sé porqué. No le veo sentido en mi vida ahora mismo, aunque lo haya tenido. Esta noche he soñado con alguien, un sueño tonto, curioso, que le contaré en cuando le vea, si todavía lo recuerdo. Pero creo que esta canción nunca ha tenido nada que ver con él. Ahora mismo, la oigo, y pienso en otro. Y en si valió o no la pena ese último esfuerzo. No es que los buenos recuerdos se caigan por las escaleras, es que no me quedan.

Sin embargo, no dejo de cantarla sonriendo, aunque a media voz, que mi hermano aun está superando la resaca de ayer, y de pensar en la cantidad de gente interesante que he conocido en las cantinas...

jueves, 5 de noviembre de 2009

Disfruta cada momento

Acabo de estar regirando en uno de mis armarios, buscaba un libro viejo, que al final ha resultado que no existia, pero me he encontrado esto a cambio... No sé cuantos años tiene este escrito. Lo recibí por mail hará ¿qué...? ¿10 años, quizá? Estoy segura que muchos de vosotros lo habéis leído hace tanto tiempo que ya lo habíais olvidado, pero no por eso es menos cierto.

DISFRUTA CADA MOMENTO

Mi amigo abrió el cajon de la comoda de su esposa y levanto un paquete envuelto en papel de seda: " Esto -dijo- no es un simple paquete, es lenceria". Tiro el papel que lo envolvía y observó la exquisita seda y el encaje. "Ella compro esto la primera vez que fuimos a Nueva York, hace 8 ó 9 anos. Nunca lo uso. Lo estaba guardando para una "ocasion especial".

Bueno... creo que esta es la ocasion". Se acerco a la cama y coloco la prenda junto con la demás ropa que iba a llevar a la funeraria. Su esposa acababa de morir. Volviendose hacia mi, dijo: "No guardes nada para una ocasión especial, cada día que vives es una ocasion especial".

Todavía estoy pensando en esas palabras.. y han cambiado mi vida. Ahora estoy leyendo mas y limpiando menos. Me siento en la terraza y admiro la vista sin fijarme en las malas hierbas del jardin. Paso mas tiempo con mi familia y amigos y menos tiempo en el trabajo. He comprendido que la vida debe ser un patrón de experiencias para disfrutar, no para sobrevivir.

Ya no guardo nada. Uso mis copas de cristal todos los dias. Me pongo mi saco nuevo para ir al supermercado, si asi lo decido y me da la gana. Ya no guardo mi mejor perfume para fiestas especiales,lo uso cada vez que me provoca hacerlo. Las frases "algun dia"...y "uno de estos dias", están desapareciendo de mi vocabulario. Si vale la pena verlo, escucharlo o hacerlo, quiero verlo, escucharlo o hacerlo ahora.

No estoy seguro de lo que habría hecho la esposa de mi amigo si hubiera sabido que no estaria aqui para el mañana que todos tomamos a la ligera. Creo que hubiera llamado a sus familiares y amigos cercanos. A lo mejor, hubiera llamado a algunos antiguos amigos para disculparse y hacer las paces por posibles enojos del pasado. Me gusta pensar que hubiera ido a comer comida china, su favorita. 

Son esas pequeñas cosas dejadas sin hacer las que me harian enojar si supiera que mis horas estan limitadas. Enojado porque deje de ver a buenos amigos con quienes me iba a poner en contacto "algun día"... Enojado porque no escribí ciertas cartas que pensaba escribir "uno de estos días". Enojado y triste porque no le dije a mis hermanos y a mis hijos con suficiente frecuencia, cuanto los amo.

Ahora trato de no retardar, detener o guardar nada que agregaria risa y alegría a nuestras vidas. Y cada mañana me digo a mi mismo que este día es especial... cada dia, cada hora, cada minuto... es especial.
... piensa que ese "uno de estos dias"... está muy lejano... o puede no llegar nunca.

Chicos... recordad que...
Hoy es aquel mañana que ayer te preocupaba tanto....
El mañana siempre viene.... pero nunca llega.
Y fin del cuento.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Sutil diferencia

Eso es lo que dice, 
no lo que significa.


Elena ha defendido hoy su TFC. Ha hecho un muy buen trabajo, pero estaba muy nerviosa en la presentación, y no le ha salido todo lo bien que debería. Ha estado muy resuelta en la ronda de preguntas. Aunque ha respondido mal una cosa, que, a mi parecer, no tenía porqué saber. Después de deliberar, el tribunal la ha felicitado por el trabajo realizado, y la ha recriminado por lo flojo de la presentación. La han calificado con un Notable, ocho.

Lo que dice, es que "solo" tiene un 8 en el último trabajo de la carrera. Lo que significa, es que ya, ¡por fin! es ingeniera.

Nos ha costado 8 años. Hace  un par de meses, lo creiamos imposible.... Y aquí estamos. Bueno, está, a mi, me faltan 9 días. Felicitats bicha!

domingo, 1 de noviembre de 2009

La Castanyada


Nunca he celebrado Halloween. Este año quería disfrazarme, pero mis amigos dicen que ya bastante hacen con disfrazarse para Carnaval. ¡Cómo si una cosa tuviera que excluir la otra! A menudo creo que soy la pallasa oficial del grupo.


Uno de los motivos de que no quieran celebrarlo, es que nosotros, en Cataluña, tenemos una fiesta propia para estas fechas. Celebramos la Castañada. Que como dice Kashit0, consiste en ponerse hasta el culo comer todas las castañas que quieras. Pero además, también comemos boniatos asados, y panellets, que son esa cosa con tan buena pinta que hay en la foto. Estos nos los hemos comido hoy después de comer.

A mi no me parece que Halloween y la Castañada sean excluyentes para nada. Halloween es una fiesta, son disfraces, es noche. Como mucho, tarde, y truco o trato. La castañada es algo mucho más familiar, de día, después de comer... Aunque podríamos dar panellets en el truco o trato, y todo arreglado. ¿La fusión cultural es algo parecido a esto no?

Pero si quereis saber un poco más de que va esto, ved el vídeo de GinaTonic, que me ha parecido genial!

sábado, 31 de octubre de 2009

Viernes de cine

Ayer fui al cine. Es algo que hago "muchos" viernes por la noche. Suelo ir con un amigo, quedamos después de cenar. No concretamos la hora hasta la misma tarde, y la fijamos entre 11 y 11:30, según como nos haya ido el día de apretado. En verdad, no haría falta fijarla, porque me recoge en casa y me hace una perdida para que baje. Pero, supongo que por inercia, siempre concretamos por la tarde. O nos llamamos, o nos escribimos por msn/gtalk, o nos escribimos un mail, un msj, un tweet.

El cine quizás no es la mejor forma de quedar con alguien a quien ves poco, porqué da poco tiempo a hablar. Pero así conseguimos vernos de vez en cuando, nos tomamos un café, y nos ponemos al día en resumido. Si algo tiene mucha chicha, lo acabamos hablando durante la semana, online. Total, ayer habíamos decidido ir a ver (porque la peli sí que la decidimos durante la semana) Si la cosa funciona. Normalmente uno de los dos mira el horario, aunque eso tampoco influye mucho en la hora a la que quedamos, más bien en lo largo del café de antes. Siempre vamos al mismo cine, está cerca de casa y el parking es gratis durante 3 horas. Además, las salas son grandes y el único inconveniente es que hay que aguantar comentarios del tipo - Joder, que mierda de peli, sólo ha habido una explosión! -.

Ayer a él se le hizo tarde. A las 11:30 le llamé, y aún no había salido. Como yo ya estaba lista, y la noche se prestaba a andar, le dije de quedar más cerca de su casa, para ahorrar tiempo. Llegamos al cine pasadas las 12. Subimos corriendo a las taquillas, a ver si, con un poco de suerte, la peli empezaba a la 1 y nos daba tiempo de tomar un café. - Oye, ¿como se llama la peli?, que no la veo - No, yo tampoco - Espera, que cojo el papel de la cartelera... No os podéis imaginar la cara de imbéciles que se nos quedó al ver que no la daban...

Por suerte, viva la conexión de datos del móvil, (sí, la misma que podría haber usado mientras íbamos hacia el cine para comprobar si la daban...) encontramos otro cine donde la daban y al que podíamos llegar. Es un cine que en verdad está mejor, pero el tema del parking, uff... Teníamos 22 minutos para llegar,  aparcar, comprar las entradas y esperar que hubiera muchos trailers. - Bueno, lo probamos, si no, nos vamos a tomar una copa -. Cerca del segundo cine, hay un bar que me encanta, aunque solíamos ir cuando eramos un poco más que amigos, y podía ser raro, algún día tendremos que volver.

Llegamos, de sobras, faltaban 15 minutos para empezar. Y ni siquiera dimos una vuelta para aparcar. No sé si toda Barcelona ha asumido que allí no se puede aparcar y ahora resulta que es una buena zona... Quizás deberíamos ir pensando en cambiar de cine... En fin, que la daban, en la sala 2. - Hola, me da 2 para la sala 2 por favor? Por el medio atrás - No son numeradas... Que fuerte, aún quedan en fin de semana salas sin numerar? Normal que estuviera sin numerar, entramos y no había nadie. Claro que, seguramente, hay personas que tienen en su casa una tele más grande que esa pantalla. Hasta ahora, el mínimo número de personas con la que había compartido sala eran 3. Me gustó lo de poder comentar los trailers sin bajar la voz... pero luego llegó una pareja, que no pareció sorprendida de ver la sala tan vacía. Lo dicho, igual tenemos que empezar a pensar en cambiar de cine... Pero sobretodo, tenemos que recordad mirar las carteleras antes de ir!

jueves, 29 de octubre de 2009

Un viernes cualquiera

Era viernes casi por la noche, estaba cansada, había tenido un día muy largo. Pero si no aparecía, sus amigos se quejarían (y con razón) de que últimamente no le veían el pelo, así que allí estaba, en una plaza céntrica de su ciudad, con los cuatro que se habían presentado. Al final resultaba que no era la única que estaba cansada los viernes. Alguien dijo que tenía que ir no se dónde, le acompañarían, y luego picarían algo por ahí. Había follón, y en verdad, estaba manteniendo una conversación paralela a la discusión del quehacemos con otro de los presentes, pero le parecía bien cualquier propuesta, había ido ahí para verles, como un viernes cualquiera.

Un tío pasó y le dio un buen golpe con el hombro, ella se tambaleó y se apoyó en alguien que había cerca. No tenía ganas de discutir, así que miró mal a su cogote mientras le veía largarse, restó importancia a las preguntas de si estaba bien, e intentó retomar la conversación. Una chica de un grupo cercano se le acercó y le preguntó si era a ella a quien habían empujado. - Sí, bueno... no pasa nada. - Sí, si que pasa, conozco a ese tío. Le he visto otras veces. Te ha metido algo en el bolso, fijo. - Abrió el bolso, uno de esos enormes que no siempre cierran bien, empezó a rebuscar, sacó la agenda, el estuche, el monedero, el montón de llaves, incluso apareció el tupper con los restos de la comida. Entre todas sus pertenencias, encontró una bolsita de algo que ella no había metido. Le pareció heroína, o coca, o una de esas mierdas que sólo había visto en las películas. La chica le estaba diciendo algo de que ahora vendría y querría cobrárselo. - ¡Encima! -, pensó, mientras miraba atónita a la chica. En estas, apareció el muchacho.- Oye tú, que eso es mío! - La chica que la estaba advirtiendo se escondió entre la multitud de curiosos. - Toma tu mierda y déjame en paz. - Seguía sin ganas de pelear, pero esto era demasiado. Se lo tiró al pecho, y el chico tuvo que dar un saltito hacía atrás para cogerlo sin que le golpease. Se sintió humillado. Aquella chica con pinta de no haber roto un plato le estaba vacilando.

La gente de la plaza empezó a susurrar que qué mal rollo, que vámonos. Sus amigos estaban tan asustados como todo el resto, así que empezaron a andar hacia arriba, pensando en darle esquinazo o algo. Ella iba a ir con ellos, por supuestísimo. Asintió con la cabeza cuando la miraron interrogativamente. Él intentó arrearle un puñetazo. Ella sacó fuerzas de la mala leche que le había entrado y paró el golpe. Se le había oxidado mucho, pero aún tenía la inercia de aquella arte marcial que había practicado de pequeña. No le pegó, porqué sabía que saldría perdiendo. En cambio, le miró fijamente y le advirtió que la dejara en paz, que no iba a conseguir nada. Empezó a andar todo lo deprisa que podía sin echarse a correr y sin perder la compostura. Tenía que demostrar que aún estaba segura de si misma. No tenía ganas de llorar, ni siquiera había aflorado aún el miedo. Estaba enfadada y tenía unas ganas terribles de partirle los morros a aquel niñato.

No sopesó correctamente sus acciones. Él era un chico negro, un inmigrante, que si se había visto obligado a trapichear con estas cosas para sacarse dos duros, seguramente, no tenía mucho más que su dignidad. Ella le había atacado dónde más le dolía. No era tanto el dinero como el haber esquivado el golpe. Y haberle advertido en publico. Eso era un error. No iba a dejarla marchar así como así.

No consiguió andar más de 10 metros sin que él la hubiera alcanzado. Sintió su presencia, sabía que iba a golpearla, así que se dio la vuelta, intentando ver venir el golpe, para poder esquivarlo, y se llevó un puñetazo directo a su estómago. Cayó de espaldas y, esta vez sí, aprovechando la fuerza de la caída, le propinó una soberbia patada en la cara. Había gente mirando, algunos se acercaron, y lograron separarlos. El se alejó. Le sangraba el labio, y la miró con una expresión que no dejaba lugar a dudas: te la tengo jurada.

Ahora sí que tenía miedo, temblaba y sabía que si empezaba a llorar no pararía. Sabía que no tenía que haberlo hecho, pero no pudo evitarlo. Lo de poner la otra mejilla nunca había sido lo suyo. La ayudaron a levantarse, y empezaron a andar lo más rápido que pudieron, querían irse, llegar a algún metro, a casa, y fingir que no había pasado nada. Le dolía la espalda, el golpe contra el suelo al caer había sido más fuerte que el propio puñetazo. Además, como tenía la pierna levantada, para darle a él, había caído con la zona lumbar. Quizás se había vuelto a abrir aquella vieja fisura en el coxis. No podía correr. Andaba demasiado despacio. Sus amigos tenían aún más miedo que ella y andaban demasiado deprisa. Una de sus amigas iba a su ritmo, pero estaban quedándose atrás, solas, ellas dos. La otra chica corrió un poco con pasitos cortos, quería  alcanzar al resto y decirles que frenaran, que ella estaba mal y no podía seguirles el ritmo.

Ella empezaba a tranquilizarse, pensaba que todo había pasado, pero cuando vio alejarse a su amiga, notó como un escalofrío le recorría el cuerpo. No había sido buena idea. Acababa de quedarse atrás, y sola. El chico con el que se había peleado apareció justo delante suyo. No entendía de dónde había salido, pero giró la cabeza y vio una pequeña callejuela a mano izquierda. Notó como se le acercaba alguien más por detrás, pero no pudo hacer nada. Intentó gritar, pero no le salió la voz. Notó una mano cubriéndole la boca para que no pudiera gritar. Pensó en morderle pero... Fundido a negro. Quizás la habían golpeado, perdió el conocimiento. Vio a sus amigos a lo lejos, al grupo delante, y a su amiga a punto de alcanzarles para avisarles de que la esperaran. Sabía que no se habían dado cuenta. Cuando se giraran ella no estaría. Y no sabrían dónde buscar.

Despertó, estaba cayendo al vacío. No, no era el vacío, estaba cayendo al agua. ¿Era el mar? Ahí arriba estaba ese chico, mirándola con cara de satisfacción. Mierda, estaba atada. ¿Tenía un peso atado a los pies? Cayó al agua. Sabía que tenía que hacer algo, tenía que tranquilizarse y serenar la respiración, podía aguantar un par o tres de minutos. Si me tranquilizo, podré desatarme. Tengo que guardar el aire. Si me tranquilizo podré hacer algo. Si me tranquilizo podré.... 

Despertar.
Ella era yo.
Y esta es la pesadilla que me ha despertado esta madrugada.

martes, 27 de octubre de 2009

Mi próximo 13

Tiene gracia que después de mi post del pasado martes 13, al que por cierto, acabo de ver que se le ha caido la imagen...  En fin, decía, que tiene gracia que, después de ese post, en que confesaba ser triscaidecafílica, el evento más importante de mis próximos meses (y también de los anteriores, para que nos vamos a engañar), caiga en 13. Esta vez, viernes 13. Es la fecha en la que se cumplirá mi sueño, o en la que, quizás, dejaré de soñar y podré dormir... La recompensa de los últimos empujones, pero en verdad, de los últimos 8 años, o quizás, incluso de antes...



Señoras, señores, animalets i altres espècies... El próximo 13 de Noviembre, viernes, defiendo mi proyecto.

lunes, 26 de octubre de 2009

Requiem por los donuts

Acabo de leer en el periódico el pre-epitafio de los donuts.

Antes que nada, tengo que matizar una premisa muy importante, al menos para mi, y para el sentido de este post: Un donuts no es un dunkin. Los dunkindonuts están buenos, son igual de pegajosos, igual de insanos, y tienen un número excesivo de calorias (supongo que) parecido. Pero no son donuts. Un donut no es lo de las panaderías ni pastelerías. Esos son pastas, más o menos buenas, pero no son donuts. Donuts eran los de las cajitas de 6, que se pegaban entre ellos, y que los de enmedio estaban más buenos que los de las puntas. O los que te pedías en el bar y salían de esas bandejas enormes. Que tenías que comer con servilleta porqué dejaban las manos pringadas. Y que te repetían todo el día.



Hace unos meses, sacaron las cajitas de donuts individuales, aunque en packs. No saben igual. No sé porqué, pero no saben igual. Tengo la ¿absurda? teoría de que es porqué al estar pegados, el azucar, la grasa, o lo que sea eso de los donuts adyacentes, los hacía más sabrosos. Ahora, nunca están duros, pero nunca están tiernos del todo.Creo que los de panrico han inventado el dunkin.

Realmente, a mi me hacen un favor. Me encantan los donuts, pero no es algo que coma muy a menudo. Mis conocimientos de nutrición no son nada del otro mundo, pero me da que incluirlos en la alimentación diaria no puede ser muy sano. Amén de que una puede acabar redonda del todo. Y aunque no pretenda ser una sílfide, no es plan de acabar siendo tu misma un donut.

Total, que me lío, como siempre. Los nuevos "donuts" no me gustan, al menos, no tanto como antes. Lo que acabo de leer, es que los "viejos" desaparecen incluso en los bares. Así que cuando entre en uno, los veré al fondo, y me apetecerán, pero llegaré a la barra, los veré recluidos dentro de sus cajitas transparentes, y recordaré que los donuts que me gustaban ya no existen. Así que pediré sólo mi cafe con leche.

domingo, 25 de octubre de 2009

Apariencias

- Acabo de ver tus fotos en el face, pensaba que aún no habías vuelto!
- Si, llegué el viernes, estoy esperando que las comentes! :P
- Pero si ya lo he hecho!
- Lo decía en coña, ya sabes que soy un rancio...
- Pero yo soy supersociable y superencantadora, asi que te he comentado, para que no parezcas un asocial y un antipatico
- Es lo que soy xD
- ¿Y eso que más da? Lo importante no es lo que uno es, si no lo que uno parece...

sábado, 24 de octubre de 2009

Silencio

No me gusta que la gente grite. Ni que levanten la voz. Pero sobretodo, no me gusta que me griten, ni que me levanten la voz. Me parece un más o menos vano intento de hacerme sentir inferior. Me molesta, y me enfado, como todo el mundo supongo, pero sobretodo, genera en mi un creciente nivel de desprecio hacia la otra persona.

Supongo que tiene algo que ver esta frase:
Las personas equivocadas siempre hablan más alto que las demás.

Tengo un amigo que habla casi susurrando. Es alguien muy inteligente, pero además, muy listo, cosa que no siempre va relacionada. Nos conocemos hace un montón de años ya, y la verdad es que suelo estar predispuesta a aceptar sus opiniones. Recuerdo una vez, hablando de este tema, que me dijo, además de la frase de arriba, que si hablabas flojito, obligabas a la gente a prestar atención si querían saber lo que decías. Los años me han enseñado que es absolutamente cierto, y lo más importante, nadie ha tenido que gritar para que lo aprenda...

viernes, 23 de octubre de 2009

Alma con Arte


Como te lo digo me ha regalado esta monería. Me siento muy halagada, pero no voy a cumplir las normas. Se supone que tengo que contestar a unas cuantas preguntas y luego pasar el "Alma con Arte" a 7 blogs más que yo crea merecedores... Arte es todo, y es nadie. Así que no voy a etiquetaros. Voy a responder mis preguntas, y si a alguien le apetece hacer el test, que lo copie y lo conteste...

¿EN QUE ANIMAL TE REENCARNARÍAS?
Seguramente en un delfín, un caballo o un gato doméstico.

ALGO SIN LO QUE NO PUEDES ESTAR:
En verdad, he aprendido a la fuerza que se puede vivir sin cualquier cosa, aunque me costaría, y mucho, renunciar a mi gente.

QUE ES LO QUE MAS APRECIAS DE UNA PERSONA:
La sinceridad. Valoro más a la gente que demuestra abiertamente que no le caigo bien, que a la que finge que somos intimas, cuando no me soporta... Si quieres que me aleje, miénteme dos veces seguidas, descubrirás rápidamente el aspecto de mi culo...

SUELO VESTIR DE COLOR:
Aunque todos los que me conozcan, van a estallar en carcajadas ahora, porqué tengo fama de todo, menos de discreta... lo que más abunda en mi armario es el negro.

TRES PALABRAS QUE ME DEFINAN:
Pecosa, tímida y cabezota.

UN LUGAR AL QUE VIAJARIAS:
Mi gran viaje pendiente es NY, pero hay tantos otros, más cercanos...!

TU CITA FAVORITA DE LIBRO O PELICULA:
Soy doña frasecitas, pero la última frase que me impactó realmente la pronunció en pantalla un viejo enganchado a le heroína. Se lo decía a su nieta de 6 años... La dije hace tiempo, pero os la repito.
Un fracasado de verdad es alguien que tiene tanto miedo de ganar que nisiquiera lo intenta.
Pequeña Miss Sunshine.
De libros, una frase de (probablemente) mi libro favorito, que me acompaña hace muchos años:
Bienvenido a la raza humana. Nadie controla su propia vida, Ender. Lo máximo que puedes hacer es elegir ser controlado por personas buenas, por personas que te quieran.
Valentine Wiggin, en "El juego de Ender"

ALGO QUE QUIERAS HACER:
Una de mis propuestas para este otoño-invierno es hacer turismo en mi ciudad.

MI MAYOR MONOSIDAD:
Me parece curioso el termino monosidad, entiendo que es algo que me hace ser "mona". Y la verdad... es que no sé la respuesta. Si alguien se atreve a responder por mí...

martes, 20 de octubre de 2009

Cuestión de percepciones

Hoy es el cumple de la Reina Mora. No voy a escribir un post sobre ella (respira, respira), pero es impotante que lo sepais porqué esta mañana, tenía que desayunar con ella a las 11. Ultimamente tengo la costumbre de no ponerme despertador. Y esto no es del todo cierto, porqué me lo pongo a las 9, por si acaso, pero queda mejor decir que no vivo esclavizada por él. Me he despertado poco antes de las 8, como suelo hacer últimamente. He desayunado, he revisado el mail, he recogido la habitación, me he duchado, me he vestido, he bajado a la calle, he conseguido arrancar el tanquecito y me he ido a buscar a Rous, que tenía clase a las 10.

He estado hablando con mi jefe de cómo llevo el trabajillo que estoy haciendo en casa, y de como enfocar la clase que tengo que dar mañana, y... se ha hecho la hora del desayuno. El departamento al completo está de acuerdo en que deberíamos hacerlo más a menudo, pero creo que al final no han puesto fecha. ¡Ju! Me he ido a pasear por los laboratorios nuevos, que no queda bien dar clase en un sitio que no conoces, y me he vuelto al despacho. He bajado con las niñas a fumar, me he sentado en el banco y me he dado cuenta de que tenía los tejanos rotos a medio muslo, por detrás, algo debajo del culo. Me he puesto toooda roja. Pensaba que se me había enganchado con el banco, pero ReinaMora me ha dicho que los llevaba toda la mañana así, que ella se pensaba que iba cool.

He estado dándole vueltas y he encontrado la explicación: Hoy no me iba a arreglar, porqué tuve que hacerlo ayer, y tendré que hacerlo mañana. Exigencias del guión laboral. Hice el cambio de ropa de invierno no hace mucho, y no tengo aún muy controlados los tejanos "gordos" que tenía. Olvido la ropa que tengo de un año a otro. Total que he cogido una camiseta y los tejanos azules. Estos los tenía guardados para cortar, o para ponerme para ir a buscar bolets, o para los correfocs, o para cosas así.

Lo curioso del caso es que en todo el día, nadie me ha dicho nada de mi pantalón roto a medio muslo. Si hubiera sido una mancha, alguien habría venido a decirme que tenía el culo sucio, o cualquier cosa. Pero no, era un roto, y los únicos comentarios que me he ganado han sido del rollo de "que moderna", "que guay", y cosas similares. Así, que a final de día, he perdido mi vergüenza auto-generada.

La timidez tiene un extraño componente de narcicismo: la creencia de que a los demás realmente les importa nuestra forma de vestir o nuestra forma de actuar.
Andre Dubus

lunes, 19 de octubre de 2009

Desprevenida

A mí, el frío, siempre me pilla por sorpresa. Estamos a mediados de Octubre, claro que tenía que llegar. Y en el fondo, y creo que lo había dicho, tenía ganas. Me canso de todo, hasta del buen tiempo. El otoño es precioso, sin duda, y me apetece ir a hacer barbacoas, excursiones, mil cosas.

Pero cuando llega así de repente, y me pilla desprevenida, lo único que me apetece es acurrucarme en el sofá y hibernar debajo de la manta.



Aunque no estés tú para acompañarme.

viernes, 16 de octubre de 2009

Un cero más o menos

Tengo la manía de saludar cuando entro a los sitios. Saludo al conductor del autobús, a los dependientes de las tiendas, y a las personas que haya en el cajero cuando entro. Hoy he ido a sacar dinero maltratar mi pobre cuenta corriente y había una mujer. Yo iba con mi música, medio cantando y medio bailando como siempre, pero he dicho (¿gritado?) un hola, y me he puesto a lo mío. De repente me veo a la señora de pie a mi lado. Era muy pequeña para intentar pegarme el palo, así que he pensado que  me había hablado y yo no la había oído. Me he quitado los cascos.
- Perdona, ¿decías?
- No, que me gustaría saber qué harías tú si te encontraras dinero
- ¿Pe-perdona?
- Si te encontraras dinero en el cajero, ¿lo devolverías?
- ...
- Como dijeron esa noticia de que alguien había devuelto el dinero y le estaban buscando para darle una recompensa...
- No había oído nada. Y tampoco me lo había planteado... Pero supongo que depende de cuanto dinero fuera.
- [La mujer se ríe]
- Si fueran 20 euros me los quedaría, pero si fueran 200, supongo que los devolvería.
- ¡200 euros! Con lo bien que irían tal como están ahora las cosas... Aunque fuera para un capricho.
- Si, pero peor estará el que los ha perdido!
¿Soy la única a quien no le parece normal? A veces creo que vivo en el Show de Truman, pero a lo Laia, en serio. Estoy planteándome seriamente dejar de saludar... pero entonces no sé de qué escribiría!

jueves, 15 de octubre de 2009

Sobrepeso


Tengo 26 años, mido 1'63 y peso bastante más de los 50 quilos que según mi altura debería pesar: Tengo pierna, muslos, culo, cadera, pecho, brazos, dos manos, dos pies, y el pelo rizado. Mis huesos son anchos, si me rodeo la muñeca con el dedo pulgar y el índice, éstos no se tocan, pese a que mi mano es grande.

Mis medidas no son 90-60-90, ni mucho menos los 70-60-70 que se llevan ahora en pasarela.


Son 105-81-108. Lo más cercano a 90 que hay en mi cuerpo son los 95 cm del contorno de debajo del pecho. A los 60, se acercan los 63 del contorno de cada uno de mis muslos.

Cualquiera que me lea y no me conozca creerá que sufro obesidad mórbida, y no es el caso, llevo una talla 42, aunque no en tiendas de quinceañeras... donde por cierto, dejé de comprar a esa edad, cuando una chica con aspecto de haber salido de un campo de concentración me miró con cara de desprecio y me dijo: aquí no tenemos esas tallas. Acababa de pedirle una 44.

He entrado alguna vez más en una tienda de esas. Tengo una amiga que estuvo trabajando en un Bershka, y a ella sí le sienta bien esa ropa. Lleva una talla 34 y está buenísima, porque es su talla, tiene ese cuerpo. No ha conseguido tener esa talla a cambio de perder todas las formas. Aún tiene cara y pecho. Me he probado alguna camiseta, y me la he tenido que quitar. La XL me cubría poco más que los pezones.

Me gusto bastante cuando me veo en el espejo. Esto de aquí no tanto, lo de allí quizás un poco más. Pero me gusto mucho más que si pesase 50 quilos. Hablo con conocimiento de causa: he llevado entrado en una 36, y daba miedo verme. Tenía 19 años, acababa de pasar una la primera crisis sentimental (es curioso, las siguientes no han tenido efecto liposucción, pero eso es otro tema), me quedé sin cara, se me marcaban los huesos de sitios donde no sabía que los hubiera. Y pesaba 62 quilos.

Mi cuerpo nunca ha sido una limitación en mi vida sentimental o sexual. Cuando un hombre está deseando arrancarte la ropa a mordiscos, no tiene tiempo de fijarse en el número que está escrito en la etiqueta de tu pantalón. Seguramente no recuerde ni de que color es. Suficiente tiene con pelearse con los corchetes del sujetador.

No soy una mujer delgada, ni quiero serlo. No estoy bien cuando llevo una 36, ni siquiera una 38, aunque haya gente que se sienta gorda si llega a la 40. Yo, con una 40, me veo genial. Con una 44, no me veo tan bien, pero no me siento GORDA, ni mucho menos, enferma. Cada cuerpo es un mundo. Hay que cuidarse, por salud, pero vale ya de acomplejar a la gente. Como relativamente sano, pero no sé el número de calorías que ingiero a lo largo del día. Las ensaladas son el contenido habitual de mis tuppers, pero conviven con los macarrones de mi abuela o lo que me apetezca. Me faltan tiempo y ganas para hacer deporte, aunque lo echo de menos. No vivo a dieta, ni salgo a cenar fuera y me dejo la mitad del plato.

Mi hermana pequeña lo pasó fatal a los 16. Se sentía fea, pequeña, plana como una tabla de planchar. Mide unocincuentayalgo, llevaba una 36 y se veía gordísima. Yo tenía 22, una 40 y, según ella estaba tremenda. Me veía como un referente, pero no veía que yo llevaba 2 tallas más. Hoy, por suerte, y seguramente, porqué tiene a alguien que la quiere por lo que es, y no por la talla que lleva, ha ganado unos cuantos quilos y una tonelada de autoestima. Lleva una 38, quizás una 40. Yo la veo mucho más guapa, está más segura de si misma, anda con la cabeza alta, y su cara ha recuperado su forma redondeada original. Además, ha ganado pecho, y eso siempre sienta bien. Seguramente ahora le sobren un par de quilos. A mi me sobran 5 o 6. ¿Y?

La indignación de hoy, viene de la mano de un par de artículos que he leído en Menéame:
Me ha resultado especialmente interesante, del primer artículo, que este señor, por llamarle de algún modo, opina que Heidi Klum está gorda. Claro, con esa comparación, si que sufro obesidad mórbida. Yo, y el 99% de la población. Habría que preguntar a los hombres lo que opinan de la gordura de Heidi Klum...

miércoles, 14 de octubre de 2009

Curso del 63

No soy mucho de Reality Shows, suelen aburrirme, quizás porqué mis propias andanzas suelen tener más de culebrón que los edredonings de GH. Ví el primero, por curiosidad y porqué me quedaba sin tema de conversación en el patio (aún estaba en el cole, que tiempos...!). Me gustaba, y mucho, Operación Triunfo, incluso fuí a una gala y me lo pasé teta, pero me cansé cuando empezó a importar más lo que pasaba dentro de las habitaciones que las canciones. Cada uno tiene sus propias frustraciones, una de las mías es no saber cantar. Lo compenso torturando a mis amigos con el Singstar y sabiéndome casi todas las canciones del panorama musical español, y parte del extranjero. OT me encantaba porqué era mi excusa para ponerme a cantar delante de la tele.

La semana pasada descubrí Curso del 63. En verdad, lo descubrió mi padre que había leído en algún sitio que empezaba y estaba emperrado en verlo. Dejando de lado que dudo que la juventuz española sea tan macarra, cateta y desobediente como la pintan (Dios los cría, y los realities los juntan), el programa me gusta. No hace tanto que dejé el colegio. Un colegio de monjas en el que estuve 15 años y que no tenía nada que ver con esto, pero tampoco con lo que se supone que hay en realidad. No me enseñaron a hablar de usted a los profesores, pero si a los directores, jefes de estudios, bedeles, secretarios y porteros.

Yo era bastante tocacojones, hablaba muchísimo en clase y era tan repelente que me preguntaban "que he dicho" y respondía correctamente. Hacíamos trastadas, y si nos pillaban, nos castigaban: sin patio, con más deberes, y con una bronca en casa. Rebatía muchas cosas, pero jamás insulté a un profesor, por más ganas que tuviera. Y jamás les llamé tío, macho, ni nada por el estilo. Del mismo modo que jamás se me ocurriría decírselo a mis jefes.

No podíamos llevar piercings en lugares visibles, los aros de la boca y las cejas se quitaban o se tapaban con una tirita, aunque si llevabas un brillante en la nariz o 5 agujeros en una oreja nadie te decía nada. Se podía llevar cualquier tipo de ropa, el uniforme que llevamos los primeros años se abolió, porque no queda progre llevarlo, y mis monjas, eran progres. Su concepto de enseñar religióncristianacatolicaapostolicaromana pasaba por decirnos que el islam, el judaísmo, el hinduismo, el catolicismo y todas las religiones que se nos ocurrieran eran en el fondo lo mismo, que lo que importaba era ser bueno.

La religión consistía en pasar un sábado en el cotolengo, en recoger lo que hiciera falta para la última catástrofe de sud-o-centro-américa, en recoger comida y ropa para familias más pobres. Recuerdo con muchísimo cariño el preparar y repartir lotes de Navidad. No hace falta irse a la otra punta del mundo para recibir una sonrisa que sea un gracias desde el corazón.

Volviendo a la ropa, sí, es cierto que podías vestir lo que quisieras, aunque te recomendaban no llevar marcas ostentosas, por el tema de la igualdad, el hábito no hace al monje, pero lo equipara. Y lo que era sagrado es que no podías ir al cole en chanclas, como si fueras a la playa, y no podías enseñar barriga. Hablo de finales de los 90 y principios de esta década, estaba de moda ir enseñando el ombligo, pero nos lo dejábamos para el finde, cuando nos íbamos de fiesta. También se molestaban si enseñabas tanga, braga o calzoncillos. Si les parecía que tu ropa era indecente,su solución era simple, ponte la bata de laboratorio, y fin del problema.

La educación era dura, trabajábamos mucho, quizás demasiado, pero te evaluaban en función de tus posibilidades. Me han suspendido un examen técnicamente aprobado, porqué sabían que no había estudiado. El mismo examen, por alguien que solía hacerlo peor, y que se había copiado de mí, tuvo un 7, porqué para él, llegar a esa nota implicaba un esfuerzo mayor. Si nos hubieran pillado copiando, nos hubieran suspendido a los dos. Cada falta de ortografía quitaba medio punto al examen. Pero si una asignatura me costó más, tuve exámenes semanales y prácticamente clases particulares, hasta que acabé aprobando por mi misma. Teníamos semana de exámenes a final de trimestre, y creías morir en el intento. Si suspendías, no pasabas de curso, pero había recuperaciones.

Me tuvieron manía algunos profesores, era nula en alguna asignatura, pero lo acabamos solucionando. Me tocó esforzarme más, callar la boca, hablar con los jefes de estudios, o lo que fuera. Mis padres jamás amenazaron con plantarse en la puerta del colegio a partirle las piernas al susodicho, se ofrecieron a estudiar conmigo, o a buscarme profesores particulares.

Estoy satisfecha de mi educación, del sistema educativo, de mis padres. Está claro que ahora algo falla cuando estos niños se ponen a llorar y se vuelven a casa porqué les obligan a cortarse el pelo. Menuda mierda de personalidad, si sólo se basa en tu estupenda melena, chaval. Aunque me preocupan más los padres, que aplauden su decisión. La educación, se da en casa; los colegios deberían enseñar, y ayudar a educar, pero eso no exime a nadie de la obligación de ser padre.

El post de hoy no tiene nada que ver con lo que tenía pensado, pero me he puesto a escribir y me he indignado.

martes, 13 de octubre de 2009

Trece




En el Tarot, la carta número 13 correponde al Arcano Mayor de La Muerte. Significa un cambio inesperado o doloroso, un fracaso, un divorcio, un robo, pérdida, enfermedad, muerte. Es una carta que si sale asusta, aunque a veces, es necesario romper con algo para poder volver a empezar. Aunque duela.

Es un número importante, es el primo más grande que la gente suele recordar, y forma parte de la  série de Fibonacci, auqnue no aparezca en los números de Lost. Pero es el número maldito en la cultura occidental, de origen católico: trece se sentaban alrededor de la mesa en la Última Cena. No existe la fila 13 en los aviones, ni en las habitaciones de hospitales. Muchos hoteles no tienen piso trece.En la fórmula uno nadie lleva el número 13. Angel Nieto siempre nombra sus victorias como 12+1. También sucede con algunas canciones. Incluso hay calles sin portal número 13, o ciudades sin esa línea de autobús.

La sociedad entera es triscaidefóbica, pero el 13 era sagrado para los Mayas. Quizás, por eso a mí me gusta tanto.. Y ya ves tú por dónde, acabo de descubrir que soy triscaidecafílica.

Por cierto, el calendario maya es el que predice que el 21 de diciembre de 2012 empezará un nuevo ciclo, por eso hay alarmistas que hablan del fin del mundo.